jueves, enero 19, 2017

216. Tutorial. cómo escribir canciones al estilo de Ricardo Arjona





Atención, antes de empezar la lectura de este post debemos advertirte que se trata, obviamente, de una broma, no obstante es una forma divertida de aprender aspectos de la lengua mientras hacemos parodias de las letras de las canciones de Ricardo Arjona.


Si te da flojera leer, ira este video que esel método número uno...

Método Número Uno:

Solo tienes que perder 4 minutos de tu vida, pero podrás comprender lo que son las metáforas, alegorías y oximoron...



Método Número Dos:

Saliendo de temas sexistas quiero tocar uno que es un poco polémico, Ricardo Arjona es un músico Salvadoreño de gran fama internacional; es llamado “El poeta de la canción”, título otorgado por quien sabe quien, quien sabe cuando, en sí es alguien a quien las líricas de su música llegan a sacar a más de uno alguna lágrima, especialmente si se lo escucha en estado etílico. En general no me meto con el espectáculo porque sencillamente me es irrelevante, pero a Arjona le quiero dar un nuevo título, “Lord Gago”, ¿por qué? Pues quienes hayan escuchado a Lady Gaga y tengan alguna noción de lo que significan sus canciones se darán cuenta que, a excepción de pocas, no tienen mucha lógica, algo similar pasa con Arjona, para esto analizaremos algunas de sus canciones más famosas.

“El problema no fue hallarte, el problema es olvidarte; el problema no es tu ausencia, el problema es que te espero. El problema no es problema, el problema es que me duele; el problema no es que mientas el problema es que te creo.” (Ricardo Arjona – El problema).

Hasta aquí se podría decir que es una canción muy linda, veamos otra:

“Duele verte con un tipo al que le faltan las ideas y le sobran argumentos, duele verte anestesiada porque así se dio la cosa, porque así quiso tu suerte…” (Ricardo Arjona – Duele verte).

Esta quizá, no se para ustedes, la noto un poco extraña, pero para muchos no se compara con la anterior, pues a mi forma de ver las cosas sí lo hace, pero, ¿qué tal una tercera?

“Vamos aclarando el panorama, que hay pingüinos en la cama por el hielo que provocas. Sí hace más de un mes que no me tocas, ni te dejas sobornar por este beso escurridizo, que busca el cielo y encuentra el piso.” (Ricardo Arjona – Pingüinos en la cama).

Esta última me encanta en lo particular, el hecho de que lo critique no quiere decir que no me agrade, y sé que para muchos es muy diferente a la primera y a la segunda, pero yo sigo viendo un patrón, ¿cuál es? Fácil, el contraste, es lo que llamaré la primera regla de Arjona. ¿Aún no lo notan? Se los pondré más claro: “El problema no fue hallarte, el problema es olvidarte”, hallarte vendría a ser el antónimo de olvidarte, “le faltan ideas y le sobran argumentos”, otra vez, ideas esta vez se presta como sinónimo de argumentos, pero falta es antónimo de sobra, “que busca el cielo y encuentra el piso”, nuevamente el contraste, buscar antónimo de encontrar, cielo y piso se prestan también como antónimos.

Así que una de las reglas importantes si queremos escribir como Arjona es tomar en cuenta esto, contrastar. Ahora vamos con otro punto importante en sus letras, la coherencia.

“Ella camina y pasa yo me incorporo, ella no me conocer yo me enamoro, pretérito pluscuamperfecto te seré infiel con el futuro despacio tras de ti me entrego a la persecución.”

¿Alguna idea? Pues quizá, a mi forma de ver las cosas y esto es peor que analizar Alejandro de Lady Gaga, el no dejará que se le escape la oportunidad de conquistar a la chica, sinceramente elaborar una metáfora con un término tan, pero tan, poco usado; no es el único ejemplo, aquí otro:

“De vez en mes la cigüeña se suicida y ahí estás tú tan deprimida buscándole una explicación.”

Nuevamente, ¿qué quiso decir con lo de la cigüeña?, aún pienso que quiso rimar simplemente con lo que seguía, gajes del oficio supongo. Entonces aquí está la segunda clave para escribir como Arjona está en pensar cualquier palabra y buscar su significado, mientras más rebuscada, rara y fuera de lo común mejor. Los ejemplos están en “pretérito pluscuamperfecto” y “cigüeña”.

Entonces aquí vamos con la última parte del tutorial, ¿cómo escribir al estilo de Ricardo Arjona?, pues estos son los pasos:

  1. Escogemos una palabra cualquiera, en este ejemplo escogeré perro.
  2. Buscamos su significado, obviamente perro es un animal fiel.
  3. Luego buscamos un antónimo de esta palabra, podemos tomar como antónimo gato.
  4. Buscamos el significado del antónimo, este podría ser un animal que contrario al perro goza de mayor libertad.
  5. Pensamos en lo que queremos expresar, en este caso expresaré desesperación, esto da la pauta de cómo podremos escribir la frase.

Mi frase quedaría así: Como perro me tratas y como gato me porto fingiendo no volver.

Listo, ahora si le aumentamos más cosas, para redundar en lo que estamos tratando de escribir nos quedaría una frase muy “Arjona”:
Como perro me tratas y como gato me porto fingiendo no volver a casa, mientras tú abrazas tus sueños y yo me desprendo de mis pensamientos, queriendo olvidarte, olvidando que no puedo olvidar.


Espero que les haya gustado este tutorial y esta crítica hacia un gran artista (canta muy lindo) Ricardo Arjona, aún así hay cosas en el que me agradan. De cualquier forma esto lo hice con el ánimo de explicar e impulsar a que mis lectores escriban algo, ¿qué tal si me dejan un poema muy “Arjona” de comentario?

0 comentarios:

Find us on Facebook

Visitas:

Google+ Followers