viernes, setiembre 12, 2014

214. El espía francés que escribió "El Planeta de los Simios"

Pierre Boulle (foto: Getty)

Dos adaptaciones de novelas muy diferentes de Boulle fueron un gran éxito en el cine (foto: Getty).

Antes de que se produjera la recién estrenada película "Dawn of the Planet of the Apes", la franquicia de los monos que dominan el planeta ya era larga: se remonta a 1968, con la primera película, protagonizada por Charlton Heston. Pero antes del cine, hubo un libro.

Hoy en día pocos han oído hablar de Pierre Boulle. Él fue el autor francés a quien se le ocurrió la brillante idea de unos humanos que viajan en el tiempo y se tropan con una civilización de simios. Esa fue la historia de su novela de 1963 "Planete des Singes" ("Planeta de simios").
Pero eso no es todo. Pierre Boulle también fue la pluma detrás de otro clásico del cine, nada menos que el "Puente sobre el río Kwai". Un libro, a decir verdad, muy, muy británico, que cuenta la historia de un coronel y su concepto del deber y el honor.

¿Cómo es posible que lo haya escrito un francés? ¿Y cómo fue que este francés pasó de una aventura de guerra al mundo de la ciencia ficción para obtener su segundo triunfo en Hollywood?

Pierre Boulle murió en París en 1994. Su carrera literaria se había extendido por 40 años y había quedado plasmada en más de 30 novelas y colecciones de cuentos.

Pero fue su fascinante vida antes de abocarse a la tinta y el papel lo que dio forma a su imaginación literaria.


El artículo completo en:

BBC Mundo

domingo, setiembre 07, 2014

213. Aprender a leer a edades tempranas mejora el razonamiento

Un equipo de investigadores de la Universidad de Edimburgo y el King College de Londres (Reino Unido) ha presentado un estudio con gemelos monocigóticos que relaciona la lectura precoz con una mejor capacidad intelectual para el razonamiento. El trabajo ha sido publicado en la revista Child Development.

¿Por qué los niños de una misma familia pueden obtener resultados muy diferentes en las pruebas de inteligencia a pesar de tener muchos factores en común? Este fue el punto de partida de la investigación. Los expertos realizaron un ensayo con 1.890 gemelos monocigóticos o idénticos, examinando las puntuaciones de cinco pruebas de lectura e inteligencia realizadas a los niños cuando tenían 7, 9, 10, 12 y 16 años, comprobando que las desigualdades en el aprendizaje en la lectura entre los gemelos estaban vinculadas a las diferencias posteriores en la inteligencia.

Leer no solo se asocia con el desarrollo de la inteligencia verbal, sino que también se relaciona con capacidades no verbales como el pensamiento abstracto. Las variaciones intelectuales ya estaban presentes cuando los niños tenían 7 años, por lo que, según los investigadores, aprender a leer enseguida tiene consecuencias muy positivas en el desarrollo intelectual de los pequeños.

“Lo más interesante es que hemos demostrado cómo las desigualdades en la destreza lectora también pueden traducirse en diferencias en las habilidades no verbales. Estas se midieron mediante tareas como la terminación de rompecabezas, lo que implica el uso de pensamiento abstracto. Y sí, leer influye en la inteligencia. Los niños que no reciben ayuda suficiente para aprender también pueden ver limitadas competencias intelectuales que van más allá de la alfabetización”, afirma a la agencia Sinc Stuart J. Ritchie, líder del estudio.

Fuente:

Muy

martes, agosto 05, 2014

212. Los niños que leen a Harry Potter muestan menos prejuicios hacia minorías

Un estudio publicado en el Journal of Applied Social Psuchology asegura que los niños que leen la saga escrita por J.K. Rowling tienen menos prejuicio hacia grupos minoritarios. 

Un estudio publicado en el Journal of Applied Social Psychology asegura que leer la saga escrita por J.K. Rowling ayuda a que los jóvenes tengan menos prejuicio hacia los grupos minoritarios.
“Hemos realizado tres estudios que arrojan que leer la saga de Harry Potter mejora las actitudes hacia grupos minoritarios (inmigrantes, homosexuales y refugiados). Los resultados tras analizar a escolares en primaria, secundaria y universidad apoyan nuestra hipótesis”, asegura

En dos estudios diferentes, los jóvenes italianos tomaron nota de las actitudes positivas de comportamiento hacia los grupos fantásticos estigmatizados (como los ‘sangre sucia’) y al parecer el mundo fantástico de Potter trascendió a la realidad. 

Los jóvenes que se sentía identificados con Harry Potter pudieron hacer una comparación entre las injusticias que tenían que afrontar los ‘sangre sucia’, similar a la que soportan los inmigrantes y gays. 

De acuerdo a la investigación liderada por Loris Vezzali en la Universidad de Modena y Reggio Emilia, esto sugiere que “leer las novelas pueden ayudar a reducir los prejuicios a ciertos grupos”. 

Los jóvenes compararon la actitud de Voldemort como la de ciertos líderes o grupos “radicales” como fue el nazismo. Además, Harry y sus amigos interactúan con diversas especies “sub-humanas” como son los elfos y duendes, que se quejan regularmente de ser subordinados a los “magos”. De acuerdo a los hallazgos del estudio, estos grupos son comparados con los negros en Sudáfrica del apartheid. 

Los investigadores encontraron que aquellos que habían leído varios de los libros también tenían una actitud más positiva hacia las personas homosexuales, pero, de nuevo, sólo si sentían una conexión personal con el personaje del título.

Si bien para los adultos este tipo de comparación puede resultar obvia, para los niños no resulta tan sencillo. Y como lo describe el Pacific Standard, “quizás los argumentos para la apertura de espíritu se transmiten con mayor eficacia debajo de una capa de invisibilidad”.

Fuente:

Publímetro

jueves, julio 03, 2014

211. Cómo la CIA metió "Doctor Zhivago" en secreto a la Unión Soviética

Poster de Doctor Zhivago

A principios de septiembre de 1958, el agente del servicio secreto holandés Joop van der Wilden llevó a su casa el más reciente arma de la CIA contra la Unión Soviética... en un pequeño paquete de papel marrón.

"Yo también había trabajado en inteligencia, así que sabía que había algo muy importante que él tenía que recoger y entregar", le cuenta a la BBC su viuda, Rachel van der Wilden.

No se trataba de una compleja nueva pieza de tecnología militar, sino de un libro: una copia de la primera edición en ruso de "Doctor Zhivago", del poeta, novelista y traductor Boris Pasternak, cuya publicación en la Unión Soviética estaba prohibida.

"Fue emocionante. Uno se preguntaba qué iba a pasar, si funcionaría o no", recuerda Van der Wilden, que para entonces ya había abandonado el servicio de inteligencia exterior británico, el MI6.

Envoltura del Dr Zhivago de la CIA

Rachel van der Wilden aún conserva el papel en el que estaba envuelto el libro,
con la fecha -sábado 06 de septiembre 1958- escrita a mano por su marido.

El libro formaba parte de una tirada de impresión clandestina que su marido había recolectado de mano de los editores para entregársela a la CIA.

El plan era repartir varios cientos de libros entre los visitantes soviéticos a la Exposición Universal e Internacional de Bruselas.

Pasternak había sido por mucho tiempo uno de los poetas y traductores literarios más importantes de Rusia y era razonable suponer que muchos estarían ansiosos de leer su única novela.

Se esperaba que algunos quisieran incluso llevarse el libro a casa y distribuirlo entre sus amigos y copiarlo y difundirlo a un grupo aún más amplio.

El espíritu de la novela

Joop van der Wilden

Joop van der Wilden había sido miembro de la resistencia antes de unirse al servicio secreto holandés.

"Doctor Zhivago" cuenta la historia, en parte autobiográfica, de un médico ruso y poeta, Yuri Zhivago, durante las turbulentas décadas antes, durante y después de la Revolución de 1917.

El personaje ya está casado cuando se enamora de otra mujer, Lara -también casada, con un bolchevique comprometido- y la trama sigue el desarrollo de esa relación a medida que sus vidas se ven envueltas en los monumentales sucesos de la época.

Archivos de la CIA recientemente desclasificados y publicados en un nuevo libro -"El Zhivago Affaire: el Kremlin, la CIA y la batalla por un libro prohibido"- hablan del "gran valor propagandístico" de la novela, "su mensaje intrínseco" y "su naturaleza que invita a la reflexión". 

"Tenemos la oportunidad de hacer que los ciudadanos soviéticos cuestionen a su gobierno, al ver que una magnífica obra literaria escrita por el hombre reconocido como el más grande autor vivo ruso ni siquiera está disponible en su propio país", dice uno de los memorandos desclasificados.
"Tenemos la oportunidad de hacer que los ciudadanos soviéticos cuestionen a su gobierno, al ver que una magnífica obra literaria escrita por el hombre reconocido como el más grande autor vivo ruso ni siquiera está disponible en su propio país"
Documento de la CIA
"Mensaje humanista de Pasternak -de que toda persona tiene derecho a una vida privada y merece respeto como ser humano, independientemente de la magnitud de su lealtad política o contribución al Estado- planteaba un desafío fundamental para la ética soviética de sacrificio del individuo en beneficio del sistema comunista", afirma otro de los documentos.

"Creo que a lo que los soviéticos objetaron más fue al espíritu de la novela", opina, en conversación con la BBC, Peter Finn, del diario The Washington Post y coautor de "El Zhivago Affaire". 

"Pensaban que estaba en contra de la revolución, que retrataba al Estado soviético en una luz muy negativa y que sencillamente era inaceptable", afirma Finn.

De Moscú a Italia

Sabiendo que su novela nunca sería publicada en la URSS, Pasternak le entregó en 1956 manuscritos mecanografiados a un número de extranjeros, entre ellos los comunistas italianos Sergio D'Angelo, quien trabajaba en Moscú como periodista y agente literario.

D'Angelo escribió en su libro "El caso Pasternak" sobre el día de mayo de 1956 en que fue a conocer al autor de 66 años en su casa de campo en Peredelkino, una colonia de escritores en las afueras de Moscú.
Boris Pasternak

Pasternak era un respetado poeta y traductor en su país. A pesar de ello, su novela fue vetada.

"Pasternak está en el jardín cercado, vestido con una chaqueta y pantalones de paño casero, tal vez con la intención de podar de una planta.

Cuando se da cuenta de que llegamos, se acerca con una amplia sonrisa, abre de par en par la pequeña reja del jardín y extiende la mano. Su estrechón es agradable y firme", relata.

Cuando le entregó a D'Angelo el manuscrito, Pasternak le dijo: "Ojalá que se abra camino en todo el mundo". Y añadió, irónicamente: "Con la presente queda invitado a verme encarar al pelotón de fusilamiento".

Una semana después, D'Angelo voló de Moscú a Berlín Oriental con el manuscrito -su equipaje no fue revisado- y se lo entregó personalmente a Giangiacomo Feltrinelli, uno de los editores más importantes de la época, quien firmó un contrato con Pasternak.

Feltrinelli desobedeció las órdenes de las autoridades soviéticas y del Partido Comunista Italiano en que militaba de no publicar Doctor Zhivago, que apareció en Italia en noviembre de 1957.

Lea el artículo completo en:

BBC Sociedad y Cultura