martes, agosto 05, 2014

212. Los niños que leen a Harry Potter muestan menos prejuicios hacia minorías

Un estudio publicado en el Journal of Applied Social Psuchology asegura que los niños que leen la saga escrita por J.K. Rowling tienen menos prejuicio hacia grupos minoritarios. 

Un estudio publicado en el Journal of Applied Social Psychology asegura que leer la saga escrita por J.K. Rowling ayuda a que los jóvenes tengan menos prejuicio hacia los grupos minoritarios.
“Hemos realizado tres estudios que arrojan que leer la saga de Harry Potter mejora las actitudes hacia grupos minoritarios (inmigrantes, homosexuales y refugiados). Los resultados tras analizar a escolares en primaria, secundaria y universidad apoyan nuestra hipótesis”, asegura

En dos estudios diferentes, los jóvenes italianos tomaron nota de las actitudes positivas de comportamiento hacia los grupos fantásticos estigmatizados (como los ‘sangre sucia’) y al parecer el mundo fantástico de Potter trascendió a la realidad. 

Los jóvenes que se sentía identificados con Harry Potter pudieron hacer una comparación entre las injusticias que tenían que afrontar los ‘sangre sucia’, similar a la que soportan los inmigrantes y gays. 

De acuerdo a la investigación liderada por Loris Vezzali en la Universidad de Modena y Reggio Emilia, esto sugiere que “leer las novelas pueden ayudar a reducir los prejuicios a ciertos grupos”. 

Los jóvenes compararon la actitud de Voldemort como la de ciertos líderes o grupos “radicales” como fue el nazismo. Además, Harry y sus amigos interactúan con diversas especies “sub-humanas” como son los elfos y duendes, que se quejan regularmente de ser subordinados a los “magos”. De acuerdo a los hallazgos del estudio, estos grupos son comparados con los negros en Sudáfrica del apartheid. 

Los investigadores encontraron que aquellos que habían leído varios de los libros también tenían una actitud más positiva hacia las personas homosexuales, pero, de nuevo, sólo si sentían una conexión personal con el personaje del título.

Si bien para los adultos este tipo de comparación puede resultar obvia, para los niños no resulta tan sencillo. Y como lo describe el Pacific Standard, “quizás los argumentos para la apertura de espíritu se transmiten con mayor eficacia debajo de una capa de invisibilidad”.

Fuente:

Publímetro

jueves, julio 03, 2014

211. Cómo la CIA metió "Doctor Zhivago" en secreto a la Unión Soviética

Poster de Doctor Zhivago

A principios de septiembre de 1958, el agente del servicio secreto holandés Joop van der Wilden llevó a su casa el más reciente arma de la CIA contra la Unión Soviética... en un pequeño paquete de papel marrón.

"Yo también había trabajado en inteligencia, así que sabía que había algo muy importante que él tenía que recoger y entregar", le cuenta a la BBC su viuda, Rachel van der Wilden.

No se trataba de una compleja nueva pieza de tecnología militar, sino de un libro: una copia de la primera edición en ruso de "Doctor Zhivago", del poeta, novelista y traductor Boris Pasternak, cuya publicación en la Unión Soviética estaba prohibida.

"Fue emocionante. Uno se preguntaba qué iba a pasar, si funcionaría o no", recuerda Van der Wilden, que para entonces ya había abandonado el servicio de inteligencia exterior británico, el MI6.

Envoltura del Dr Zhivago de la CIA

Rachel van der Wilden aún conserva el papel en el que estaba envuelto el libro,
con la fecha -sábado 06 de septiembre 1958- escrita a mano por su marido.

El libro formaba parte de una tirada de impresión clandestina que su marido había recolectado de mano de los editores para entregársela a la CIA.

El plan era repartir varios cientos de libros entre los visitantes soviéticos a la Exposición Universal e Internacional de Bruselas.

Pasternak había sido por mucho tiempo uno de los poetas y traductores literarios más importantes de Rusia y era razonable suponer que muchos estarían ansiosos de leer su única novela.

Se esperaba que algunos quisieran incluso llevarse el libro a casa y distribuirlo entre sus amigos y copiarlo y difundirlo a un grupo aún más amplio.

El espíritu de la novela

Joop van der Wilden

Joop van der Wilden había sido miembro de la resistencia antes de unirse al servicio secreto holandés.

"Doctor Zhivago" cuenta la historia, en parte autobiográfica, de un médico ruso y poeta, Yuri Zhivago, durante las turbulentas décadas antes, durante y después de la Revolución de 1917.

El personaje ya está casado cuando se enamora de otra mujer, Lara -también casada, con un bolchevique comprometido- y la trama sigue el desarrollo de esa relación a medida que sus vidas se ven envueltas en los monumentales sucesos de la época.

Archivos de la CIA recientemente desclasificados y publicados en un nuevo libro -"El Zhivago Affaire: el Kremlin, la CIA y la batalla por un libro prohibido"- hablan del "gran valor propagandístico" de la novela, "su mensaje intrínseco" y "su naturaleza que invita a la reflexión". 

"Tenemos la oportunidad de hacer que los ciudadanos soviéticos cuestionen a su gobierno, al ver que una magnífica obra literaria escrita por el hombre reconocido como el más grande autor vivo ruso ni siquiera está disponible en su propio país", dice uno de los memorandos desclasificados.
"Tenemos la oportunidad de hacer que los ciudadanos soviéticos cuestionen a su gobierno, al ver que una magnífica obra literaria escrita por el hombre reconocido como el más grande autor vivo ruso ni siquiera está disponible en su propio país"
Documento de la CIA
"Mensaje humanista de Pasternak -de que toda persona tiene derecho a una vida privada y merece respeto como ser humano, independientemente de la magnitud de su lealtad política o contribución al Estado- planteaba un desafío fundamental para la ética soviética de sacrificio del individuo en beneficio del sistema comunista", afirma otro de los documentos.

"Creo que a lo que los soviéticos objetaron más fue al espíritu de la novela", opina, en conversación con la BBC, Peter Finn, del diario The Washington Post y coautor de "El Zhivago Affaire". 

"Pensaban que estaba en contra de la revolución, que retrataba al Estado soviético en una luz muy negativa y que sencillamente era inaceptable", afirma Finn.

De Moscú a Italia

Sabiendo que su novela nunca sería publicada en la URSS, Pasternak le entregó en 1956 manuscritos mecanografiados a un número de extranjeros, entre ellos los comunistas italianos Sergio D'Angelo, quien trabajaba en Moscú como periodista y agente literario.

D'Angelo escribió en su libro "El caso Pasternak" sobre el día de mayo de 1956 en que fue a conocer al autor de 66 años en su casa de campo en Peredelkino, una colonia de escritores en las afueras de Moscú.
Boris Pasternak

Pasternak era un respetado poeta y traductor en su país. A pesar de ello, su novela fue vetada.

"Pasternak está en el jardín cercado, vestido con una chaqueta y pantalones de paño casero, tal vez con la intención de podar de una planta.

Cuando se da cuenta de que llegamos, se acerca con una amplia sonrisa, abre de par en par la pequeña reja del jardín y extiende la mano. Su estrechón es agradable y firme", relata.

Cuando le entregó a D'Angelo el manuscrito, Pasternak le dijo: "Ojalá que se abra camino en todo el mundo". Y añadió, irónicamente: "Con la presente queda invitado a verme encarar al pelotón de fusilamiento".

Una semana después, D'Angelo voló de Moscú a Berlín Oriental con el manuscrito -su equipaje no fue revisado- y se lo entregó personalmente a Giangiacomo Feltrinelli, uno de los editores más importantes de la época, quien firmó un contrato con Pasternak.

Feltrinelli desobedeció las órdenes de las autoridades soviéticas y del Partido Comunista Italiano en que militaba de no publicar Doctor Zhivago, que apareció en Italia en noviembre de 1957.

Lea el artículo completo en:

BBC Sociedad y Cultura

miércoles, junio 25, 2014

210. ¿Por qué tenemos que salvar a las lenguas en peligro de extinción?


Animación

Cuando un lenguaje muere se lleva una cultura consigo.

Tom Belt, natural de Oklahoma, no conoció la lengua inglesa hasta que empezó el jardín de infantes. En su casa, se hablaba en cheroqui.

Belt creció montando caballos y después de la universidad viajó por todo el país haciendo el circuito de rodeo. Finalmente, terminó en Carolina del Norte en busca de una mujer que conoció en la escuela 20 años antes.
"Hace muchos años ella me había dicho que le atraía de mí el hecho de que yo era el cheroqui más joven que había conocido que podía hablar cheroqui", dice y añade:

"Me compré un billete de ida y vuelta para visitarla, pero nunca usé la vuelta".

La pareja se casó. Sin embargo, su esposa, también cheroqui, no hablaba el idioma. Él pronto se dio cuenta de que era una minoría entre su propia gente. En aquel entonces, solo quedaban 400 hablantes de cheroqui en la Banda Oriental, la tribu ubicada en la patria histórica de los cheroqui y la tribu a la que pertenece su esposa.

Los niños tampoco estaban aprendiendo el idioma.

"Empecé a darme cuenta de la gravedad de la situación", dice Belt. Así que decidió hacer algo al respecto.

10 lenguas para el 50%

El cheroqui está lejos de ser la única lengua minoritaria en peligro de extinción.

Durante el último siglo se han extinguido alrededor de 400 idiomas, aproximadamente uno cada tres meses, y la mayoría de los lingüistas estiman que el 50% de las 6.500 lenguas restantes del mundo habrá desaparecido a finales de este siglo (aunque, algunos llegan a situar esta cifra en el 90%).

Banderas

En la actualidad, hay 6.500 lenguas restantes en el mundo.

Hoy en día, las diez principales lenguas del mundo engloban, aproximadamente, a la mitad de la población mundial.

¿Es posible preservar la diversidad de idiomas, o estamos en camino de convertirnos en una especie monolingüe?

Debido a que hay tantos idiomas en peligro, es imposible etiquetar uno solo como el más raro o el más amenazado, pero hay al menos 100 en todo el mundo que solo tienen un puñado de hablantes, desde el ainu en Japón al yagán en Chile.

También puede ser difícil encontrar a estas personas.

Hay algunos casos famosos: Marie Smith Jones falleció en Alaska en 2008, llevándose consigo la lengua eyak. Normalmente se trata de personas mayores (habitualmente en un estado precario de salud) que no anuncian sus habilidades lingüísticas.

Lea el artículo completo en:

BBC Sociedad

jueves, abril 24, 2014

209. Los nombres y los verbos se aprenden en regiones diferentes del cerebro

Dos psicólogos españoles y un neurólogo alemán acaban de comprobar que cuando se aprende un nombre nuevo se pone en marcha una región del cerebro diferente a la que actúa durante el aprendizaje de los verbos. Los científicos lo han observado con imágenes cerebrales obtenidas por resonancia magnética funcional, según publican este mes en la revista Neuroimage.
El aprendizaje de nombres y verbos nuevos activa regiones diferentes del cerebro.
“El aprendizaje de los nombres activa el giro fusiforme izquierdo del cerebro, mientras que el de los verbos activa otras regiones (giro frontal inferior izquierdo y parte del giro temporal medio posterior izquierdo)”, explica a SINC Antoni Rodríguez-Fornells, coautor del estudio e investigador ICREA de la Unidad de Cognición y Plasticidad Cerebral de la Universidad de Barcelona.

El investigador catalán, junto a la psicóloga Anna Mestres-Missé, actualmente en el Max Planck Institute for Human Cognitive and Brain Sciences de Leipzig, y el neurólogo Thomas F. Münte de la Universidad Otto-von-Guericke de Magdeburgo -ambos en Alemania-, acaban de publicar en la revista Neuroimage los resultados de un estudio que confirma las diferencias neuronales en el mapa del cerebro cuando se aprenden nombres y verbos nuevos.

El equipo sabía que muchos pacientes con daños cerebrales presentan una disociación en el procesamiento de estos dos tipos de palabras, y que los niños aprenden antes los nombres que los verbos. Las personas adultas también se desenvuelven mejor y reaccionan más rápidamente con los primeros en las pruebas cognitivas.

A partir de estas ideas los investigadores plantearon un experimento para confirmar si estas diferencias se podían visualizar en el cerebro. Para ello plantearon a 21 personas una prueba de aprendizaje de nuevos nombres y verbos y registraron sus reacciones neuronales con imágenes de resonancia magnética funcional. Esta técnica permite observar la activación de las regiones cerebrales mientras se ejecuta una determinada tarea.

Descubrir la palabra oculta

La prueba consistió en deducir el significado de un término nuevo a partir del contexto facilitado en dos oraciones. Por ejemplo, en la frase “La chica recibió un jat por Navidad” y “Con los nervios el padrino olvidó el jat”, el nombre jat corresponde a “anillo”. Del mismo modo, en el caso de “El estudiante ha nisado fideos para desayunar” y “El hombre nisó una comida deliciosa para ella” el verbo oculto es “cocinar”.

“Con esta tarea se simula a nivel experimental la adquisición que hacemos a lo largo de nuestra vida de parte de nuestro vocabulario, según se descubren los significados de nuevas palabras en contextos escritos”, aclara Rodríguez-Fornells. “Este tipo de adquisición de vocabulario a partir de contextos verbales se supone que es uno de los mecanismos más importantes para el aprendizaje de palabras nuevas en la infancia y posterior edad adulta, ya que constantemente estamos aprendiendo términos nuevos”.

Lea el artículo completo en:

Plataforma SINC