domingo, marzo 15, 2009

140. “Es demoledor no haber sido obligado a entrar en el mundo del libro"

140. “Es demoledor no haber sido obligado a entrar en el mundo del libro"

Buenos Aires. La Dra. Inger Enkvist, profesora de la Universidad de Lund, Suecia, y autora del reciente “Repensar la educación”, visitó la Universidad invitada por la Escuela de Educación.

“Si la verdad no importa, si no importan los conocimientos, entonces estamos en una guardería, donde lo que importa es que los niños no se maten los unos a los otros, y que no haya ningún accidente mortal dentro de las paredes del colegio”, considera con su perfecto castellano de especialista en filología española.


Imagen-¿Cuándo hablamos de crisis de educación estamos hablando de una crisis de maestros, una crisis de profesores?

-Estamos hablando de una crisis con muchas facetas. Una es la de los maestros, la de los profesores; otra es la de la conducción de la escuela en sí, de las reglas según la cual se organiza el trabajo en la escuela; estamos hablando del respeto por el conocimiento; estamos hablando del uso del dinero en la educación… Casi todos los países invierten mucho en educación, pero el resultado no es comparable con la inversión. Se puede mirar desde diferentes puntos de vista….Pero algo muy grave es la convivencia en las aulas. Ahora ha habido ataques a los docentes, ataques de un alumno a otro alumno, cosas impensables hasta no hace mucho. Hay alumnos que roban a los profesores… No puedes educar a alguien que te va a robar... Sí, tenemos una crisis en varios aspectos diferentes.

-¿Desde qué ámbitos hay que repensar la educación?

-Tenemos que trabajar con varias áreas a la vez. Creo que debe haber una ley escolar que brinde un marco jurídico. El profesor tiene que decir que no a la presencia de un alumno que molesta a los demás alumnos, o que no deja trabajar al profesor o a los otros. Ese es uno de los temas. También debe haber una evaluación objetiva y correcta al final de los estudios para que los alumnos sientan que no es el capricho del profesor lo que decide si van a obtener una recompensa por el trabajo hecho. El alumno necesita una garantía de que no va a perder su tiempo estudiando en el colegio porque eso también pasa. Muchos alumnos se aburren, dicen que no pasa nada, que no hay ningún reto, que el profesor no tiene mucho que enseñar.

-Suele Ud. decir que el alumno tiene que volver a sentir el estudio como un reto. ¿Cómo se logra?

-Vemos que algunos jóvenes se interesan por la música, por el deporte, porque la escuela no es ningún reto. No ven el reto intelectual en su vida, porque los maestros y profesores son bastante mediocres. Para que exista reto hay que mostrar un plan de estudios interesante, hay que poner metas interesantes. Por ejemplo, si el examen es muy fácil, los alumnos inteligentes no necesitan prepararse, no es ningún reto. Tiene que haber distintos niveles de examen, quizá no tanto para aprobar sino para obtener sobresalientes. Se debe exigir mucho.

También los estudiantes deben adquirir muy jóvenes la costumbre de estudiar. Suena muy raro, pero hay bastantes estudiantes que pasan a través de un sistema escolar sin aprender a estudiar, y se encuentran un día en la Universidad, y no han entendido bien como se hace. Piensan que los contenidos son muy largos, son muy duros, que los profesores hablan muy rápido porque simplemente no han adquirido la costumbre del estudio.

-¿Podría explicar con un ejemplo?…

-Un buen ejemplo es Francia. En muchos barrios hay muchos inmigrantes y se ha visto que los chicos acuden a la escuela con una madre analfabeta en casa, con un padre que trabaja mucho... Muchos jóvenes no tienen espacio para estudiar en su casa y simplemente no estudian, sobre todo los varones. Algunas chicas tienen más respeto por la autoridad y van a la biblioteca y estudian un rato. Pero se ha visto que muchos chicos pasan a través del colegio sin adquirir la costumbre del libro. Negocian con los profesores: para entregar un trabajo, puede ser de media página, contestando unas preguntas, pero sin realmente haber leído el libro en el que supuestamente se basa el trabajo. Así logran pasar el colegio y se encuentran en la Universidad, donde los libros son mucho más difíciles. Nunca han llegado a ser estudiantes. Tienen más años de edad, pero no han adquirido las destrezas que necesitan, y es algo tan fácil como leer y escribir, tener conocimientos básicos para orientarse en historia, geografía...

Una de las cosas más importantes que se adquieren con el estudio es la capacidad de verse a sí mismo desde fuera, que cuando leemos cuentos como niños de corta edad nos metemos en la piel del héroe y somos chicos o chicas, niños o adultos, de un país o de otro país, ricos o pobres. Es el primer acercamiento a la vida del otro. Después pasamos a los libros para adolescentes quizá, y de vez en cuando vivimos en diferentes épocas y lugares. Y adquirimos a través del libro la costumbre de ver el mundo desde diferentes perspectivas. Así que si no entra en el mundo del libro, no adquiere esa posibilidad de las personas cultas de verse desde afuera, de empatía, de comprensión del mundo. Y a la vez vocabulario, capacidad de abstracción, de escribir. Es tan demoledor no haber sido obligado a entrar en el mundo del libro.

-El pedagogismo que explica en su libro plantea salir a la calle…

-Se da una suerte de cliché, de abrir la escuela a la vida, a la calle, de invitar a la gente a que hable en el aula. No es que esté mal en sí, lo importante es que el niño aprenda a leer y a escribir y a contar, porque podría tener contacto con diferentes profesiones en su tiempo libre, pero no va a aprender a leer a escribir y a contar fuera de la actividad del aula. Está bien enriquecer la vida del alumno con diferentes elementos, pero no se le puede quitar lo esencial, lo propio de la escuela.

-¿Ha tenido la oportunidad de leer el discurso de Sarkozy al asumir en Francia?

-Sí, sí, dijo que la escuela que él quisiera tener es una escuela en la que los alumnos se ponen de pie cuando entra el profesor. Esto ha sido muy repetido, y ha quedado como símbolo. Quiere que haya un respeto por el conocimiento, y hay que volver a imponer ese respeto por el conocimiento tanto en profesores como en los alumnos. El conocimiento como centro de la vida en el colegio, y está muy bien.

Lea el artículo completo en:

Educate Street

3 comentarios:

Freestyle Comunity dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
NO A LA DISCRIMINACION dijo...

HOLA AMIGOS: Hemos comenzado el nuevo ciclo de nuestro blog y así, como muchos de uds nos acompañaron el año pasado queremos tenerlos junto con nosotros.
Nuestro Blog está realizado por alumnos de la escuela secundaria, interesado por hacer un pequeño aporte contra el flagelo de la discriminación.
Estaríamos felices que nos sigan recomendando, para que cada vez más, muchos seamos los que estamos en esta cruzada.

Los esperamos con ganas de seguir compartiendo.

http://nodiscrimine.blogspot.com/

Un cariño grande

Hurukuta dijo...

Hola Leonardo: ya nos hemso comentado en otras oportunidades, ya lo decias tú, tenemos temas en común.
La Dra. Inger Enkvist estuvo en el parlamento catalán hablando CLARAMENTE sobre la política educativa española y los resultados en PISA, escribí un post 28/06/09 con los videos. Exitos, sigue escribiendo..ahh y cuentame sobre tu trabajo en la televisión.

Find us on Facebook

Visitas:

Google+ Followers